Impacto ambiental

Impacto ambiental

Se entiende por impacto ambiental al efecto que determinadas actividades humanas tienen sobre el medio ambiente natural. El término generalmente se aplica a los cambios experimentados por el medio ambiente debido a eventos, acciones o actividades realizadas por un proyecto, negocio o industria.

Por ejemplo, la quema de combustibles fósiles causa un impacto ambiental al incrementar la concentración de gases de efecto invernadero en la atmósfera, lo que genera un aumento de la temperatura media global, un efecto que fundamenta el cambio climático, la acidificación oceánica y la lluvia ácida.

Además del uso de combustibles fósiles, la eliminación inadecuada de desechos, la demanda de recursos alimenticios y energéticos a medida que aumenta la población, la deforestación indiscriminada, entre muchas otras, son actividades que tienen un impacto ambiental importante.

Tipos

El impacto ambiental se refiere al efecto de las actividades socioeconómicas humanas sobre los componentes del medio ambiente. Dependiendo de su carácter, estas repercusiones pueden ser tipificadas como:

Impactos directos

Los impactos directos ocurren a través de la interacción directa de una actividad social o económica con un componente ambiental.

Cuando una fábrica o industria descarga productos de desecho a un río, por ejemplo, puede provocar una disminución en la calidad del agua en términos de alta demanda biológica de oxígeno o un aumento de las toxinas del agua, con todas las secuelas que esto genera en la flora y la fauna de este ecosistema.

Impactos indirectos

Los impactos indirectos sobre el medio ambiente son aquellos que no son un resultado directo de una actividad humana, sino que se producen como resultado de una vía de impacto compleja. Los impactos indirectos también se conocen como impactos secundarios o incluso de tercer nivel.

Por ejemplo, el aumento de dióxido de azufre (SO2) del aire debido a las emisiones de las chimeneas puede depositarse en la tierra como sulfato (SO4) y causar suelos ácidos. Otro ejemplo de impacto indirecto puede ser la disminución de la calidad del agua debido al aumento de temperatura de los cuerpos de agua que reciben descargas de agua de refrigeración de industrias cercanas.

Esto, a su vez, puede conducir a un impacto secundario indirecto sobre la flora acuática en ese ecosistema y causar una reducción adicional en la población de peces. La reducción de las cosechas de pesca, que afecta los ingresos de los pescadores, es un impacto de tercer nivel. Dichos impactos se caracterizan como impactos socioeconómicos.

Impactos acumulativos

El impacto acumulativo consiste en una incidencia que se crea como resultado de actividades que pueden estar bajo el control de otros, incluidos desarrolladores, comunidades locales, el gobierno, y otras presiones, y tendencias de fondo que pueden no estar reguladas. Estos impactos ocurren cuando la incidencia incremental de una actividad se combina con los efectos acumulativos de otras actividades pasadas.

Impactos inducidos

Los impactos acumulativos pueden deberse a acciones inducidas de actividades que pueden ocurrir si se implementa la acción bajo evaluación, tales como impactos inductores del crecimiento y otros efectos relacionados con cambios inducidos en el patrón de uso futuro de la tierra u otro recurso natural.

Medición

Los impactos ambientales pueden registrarse como una medición, valor o evaluación. Una medición de impacto ambiental es simplemente una técnica utilizada para determinar la magnitud del efecto que genera una actividad o acción. Por ejemplo, una organización puede determinar cuántos kilogramos de dióxido de carbono (CO2) libera anualmente una determinada chimenea.

Importancia

Gracias a estas mediciones, que sirven de fundamento a las evaluaciones de impacto ambiental, es posible identificar los efectos negativos y positivos que pudiera generar cualquier actividad o acción sobre el medio ambiente.

Estas evaluaciones también permiten identificar medidas para mitigar los impactos negativos, mientras maximiza los positivos; asimismo, permite generar datos de línea base para monitorear y evaluar impactos, y resaltar las cuestiones ambientales con miras a orientar a los responsables de la formulación de políticas tomen decisiones ambiental y económicamente sostenibles.

Ejemplos

Hay muchas técnicas disponibles para evaluar y determinar la intensidad y la calidad de los factores ambientales en un momento dado. Por lo tanto, el uso de tecnologías modernas en este campo representa una opción viable para gestionar eficazmente los recursos naturales, incluyendo:

  • Modelos físicos y matemáticos cuantitativos.
  • Evaluación de impacto acumulativo.
  • Matrices y diagramas de interacción.
  • Matriz de Evaluación de Impacto Rápido (RIAM).
  • Sistema de Evaluación Ambiental de Battelle.

Evaluación del impacto ambiental

Esencialmente, la evaluación de impacto ambiental (EIA) es una herramienta de apoyo a la toma de decisiones ambientales, la cual proporciona información sobre los posibles impactos ambientales de un determinado proyecto, acción o actividad.

La EIA es una herramienta utilizada para identificar los impactos ambientales, sociales y económicos de un proyecto antes de la toma de decisiones. Su objetivo es predecir los impactos ambientales en una etapa temprana en la planificación y el diseño de proyectos, encontrar formas y medios para reducir los impactos adversos, dar forma a los proyectos para que se adapten al entorno local y presentar las predicciones y opciones a los tomadores de decisiones.

Medidas para mitigar el impacto ambiental

Un componente crítico del proceso de la evaluación del impacto ambiental es identificar las medidas de mitigación adecuadas para cualquier impacto ambiental negativo ya sea acuático, terrestre, atmosférico o social.

Durante los últimos años, se han publicado innumerables listas de pasos, estrategias y medidas para mitigar el impacto ambiental, siendo las más resaltantes:

Usar la energía de manera más eficiente

Producir y distribuir electricidad y gas natural genera emisiones de gases de efecto invernadero. Para contrarrestar este efecto negativo, se exhorta a la instalación de equipos y sistemas de bajo consumo energético que pueden ahorrar energía y reducir el impacto medioambiental.

Fuentes de energía limpia

Los sistemas de energía limpia y renovable, como la solar y la eólica, pueden reducir significativamente el impacto en el medio ambiente, al tiempo que generan un ahorro en la facturación por consumo de energía. En la actualidad, hay una variedad de incentivos disponibles para hacer que la instalación de energía renovable sea más asequible y fomentar su uso.

Reducir, reutilizar, reciclar

El impacto medioambiental va más allá del uso de energía. Este enfoque de reducir, reutilizar y reciclar representa una parte importante de la vida sostenible, ya que ayuda a reducir la cantidad de residuos a desechar, así como a minimizar la cantidad de espacio necesario para los vertederos, donde se eliminan los materiales de desecho.

El enfoque de esta medida se basa en reducir la cantidad de residuos producidos, reutilizar los artículos en la medida de lo posible antes de sustituirlos y reciclar los artículos siempre que sea posible. Podría ser algo tan simple como imprimir en ambas caras de hoja de papel o desarrollar un mejor programa de mantenimiento preventivo para prolongar la vida útil de un equipo.

Deja una respuesta

Tu dirección de correo electrónico no será publicada. Los campos obligatorios están marcados con *

Subir