Introducción

que es la introduccion

En términos generales, una introducción es la parte inicial de cualquier presentación, bien sea oral o escrita, la cual sirve para poner en contexto al receptor o lector sobre lo que se tratará en la temática.

Según el Diccionario de la Real Academia Española, una introducción es el preámbulo a cualquier alocución, obra, tema musical o trabajo científico.

Ahora bien, en un ensayo, monografía, libro, artículo, trabajo de grado o en cualquier otro tipo de investigación escrita, la introducción representa la primera conexión que tendrá el lector con el texto. Por lo tanto, es una parte esencial que determina si el contenido puede o no despertar el interés de las personas.

En cualquier caso, la finalidad de cualquier tipo de introducción es resumir el contenido de una manera organizada y clara para brindar una información básica de su totalidad.

Además, no solo presenta el orden de lo que se incluye en el texto, sino que también expresa parte de la conclusión, por lo que su elaboración responde a una estructura definida.

Características

características introducción

Algunas de las principales características que tiene una introducción son las siguientes:

  • Deber ser fluida, clara para contextualizar fácilmente al lector sobre lo que va a encontrar en el desarrollo del trabajo.
  • Es una de las partes fundamentales de cualquier texto, la cual precede al desarrollo y a la conclusión.
  • En algunos tipos de investigaciones o trabajos escritos se puede incluir dentro de la introducción agradecimientos, así como un prólogo o prefacio. Todo depende de los lineamientos que existan para una elaboración en particular.
  • Debe ser escrita en un lenguaje claro y comprensible. Salvo los casos de investigación más especializados y conceptualizados.
  • Su estilo gramatical debe ser el mismo que exista en todo el cuerpo del trabajo.
  • En los textos literarios y narrativos, la introducción sirve para presentar los personajes, el ambiente y contextualizar lo que sucederá en el resto de la obra.

Igualmente, las introducciones se usan en las piezas musicales para que el oyente se centre brevemente en lo que escuchará a continuación.

En cuanto a las introducciones orales, estás deben captar la atención del oyente, ser breves y concisas.

Elementos

Es fundamental que una introducción sea atractiva. De hecho, existen ciertos elementos en su construcción que son relevantes para atraer a los lectores.

Por eso, toda introducción debe responder a los siguientes elementos o interrogantes de manera clara, sencilla y fluida:

El qué o la breve descripción del tema

Este es el primer elemento de cualquier introducción. La intención es que las personas comprendan cuál es el tema al que se va a referir el texto.

También se le conoce como “captador de la atención” y hace alusión directa a lo que se va a tratar.

El por qué, para qué o razones para desarrollar el tema

Este elemento de la introducción permite explicar la razón por la que se va a presentar el trabajo o investigación. Además, es el momento en el que el autor expone el alcance y relevancia de la investigación o de la temática.

En algunos casos, se mencionan los antecedentes, los cuales sirven para contextualizar mejor el objetivo del tema.

El cómo o la metodología

En la introducción se explica brevemente la metodología o el proceso de investigación que se llevó a cabo para llegar a las conclusiones finales. También, se presenta la estructura u organización del texto, con el objetivo de que al lector le sea más fácil comprenderlo.

En algunas introducciones se pueden escribir los objetivos generales o específicos que se persiguen. No obstante, en otros casos quedan de manera implícita en las razones por las cuales se desarrolla la temática.

Elaboración

Elaboración introducción

El contenido de la introducción debe ir de lo general a lo particular. De hecho, se sugiere aplicar la técnica de la pirámide invertida.

Esto no es más que posicionar en los primeros párrafos del texto las ideas principales para que diga por sí solo lo que van a encontrar los lectores en el resto del contenido.

A continuación, se describen los pasos esenciales para elaborar una buena introducción:

Información sobre el tema

Antes de hacer cualquier introducción, hay que investigar muy bien la mayor cantidad de datos y referencias disponibles.

Se puede elaborar un mapa mental, notas o recurrir a los repositorios digitales con el contenido para saber lo que abarcará el cuerpo del trabajo.

Inclusive, muchas personas suelen hacer la introducción al finalizar todo el trabajo para darle un encuadre correcto y planificado.

Primer párrafo o “gancho” para el lector

Es recomendable empezar la introducción con una frase, cita, anécdota, referencia o cualquier otro dato que sea atrayente para los demás. Esta es una manera de fijar la atención e invitar a continuar con la lectura.

Descripción y antecedentes

Dentro del primer y segundo párrafo, se incluye de forma clara y definida el tema que se va a tratar. Luego, se hace referencia a las investigaciones previas y que han servido para validar la información.

De hecho, un buen marco teórico y referencial es el que le otorga mayor solidez a cualquier investigación.

Por eso, hay que prestar especial atención a las fuentes de la cual se extrae el contenido y a los datos que se utilizarán.

Objetivos e ideas secundarias

En la introducción se plantean los objetivos que se persiguen o el para qué de trabajo. Esto se hace en forma de preguntas o de manera directa, de acuerdo a la intención del autor.

Después, se escriben las ideas o argumentos que se van a abordar en el contenido, pero siempre usando un lenguaje claro y fluido.

Metodología y cierre

En la introducción se habla brevemente de los métodos de investigación que se aplicaron. Se pueden mencionar autores conocidos para darle más soporte a la investigación o al trabajo escrito.

Asimismo, es fundamental hacer el cierre de la entrada al texto para que los lectores queden a la expectativa y continúen con la lectura.

Diferencias entre introducción y conclusión

Entre la conclusión y la introducción existen ciertas diferencias, ya que se tratan de elementos distintos que corresponden al cuerpo del escrito. Dentro de esas diferencias se pueden mencionar:

  1. En la introducción se plantean los objetivos de la investigación o del tema. Por su parte, en la conclusión se dice cuáles fueron los resultados obtenidos.
  2. La introducción presenta los antecedentes o autores que han estudiado la temática. Mientras que la conclusión marca el cierre de la investigación.
  3. La introducción precede al contenido y la conclusión es posterior porque resume los hallazgos o los datos que se derivaron del tema.

Recomendaciones para una buena introducción

Hacer una introduccion

Para hacer una buena introducción es esencial presentar la información de tal manera que el lector se identifique de inmediato con el tema central.

De hecho, si la primera impresión es aburrida, complicada o poco atractiva, las posibilidades de que las personas lleguen a las conclusiones son casi nulas.

Por lo tanto, estás son algunas de las recomendaciones para hacer una introducción llamativa:

  • Plantear una pregunta o un dato relevante para que el lector se ubique en el contexto de lo que se le va a relatar.
  • El autor debe tener plena claridad en la información.
  • Utilizar un lenguaje que se identifique con el público objetivo.
  • Siempre ir de lo general a lo más particular, pero sin perder el hilo conductor del discurso.

Además, hacer una buena introducción implica crear un discurso corto pero atractivo, que incentive a la curiosidad y sin llegar a revelar los detalles finales de la información.

De esta manera, quienes lean esa introducción, llegarán hasta las últimas palabras de cualquier trabajo escrito o artículo de interés.

Referencias

  1. Behal, D. (2008), metodología de la investigación. Editorial Shalom. Disponible en: http://www.rdigital.unicv.edu.cv/bitstream/123456789/106/3/Libro%20metodologia%20investigacion%20este.pdf
  2. Diccionario de la Real Academia Española. Concepto de introducción. Disponible en: https://dle.rae.es/introducci%C3%B3n
  3. Gutiérrez, H. (20021). Los elementos de una investigación. Disponible en: https://books.google.co.ve/books?id=adUqEAAAQBAJ&dq=elementos+de+una+investigacion&lr=&hl=es&source=gbs_navlinks_s
Subir