Evolución del hombre

Evolución del hombre

La evolución del hombre es el desarrollo progresivo conocido como hominización desde hace 7 millones de años. Este proceso en el cambio biológico condujo a la formación del hombre actual, a partir de que ciertos primates adquirieron caracteres como la postura erguida, el aumento del volumen del cerebro, el lenguaje articulado y el desarrollo de las facultades intelectuales.

La hominización ha visto el nacimiento y la extinción de varias especies diferentes. Este término es usado por los paleoantropólogos para referirse a todas estas formas humanas presentes y pasadas.

Evidencia científica

Con la ayuda de hallazgos fósiles los investigadores pueden deducir tendencias y relaciones de desarrollo. Sin embargo, hoy en día quedan pocos fósiles y su calidad es deficiente para el estudio. Algunas evidencias científicas encontradas han determinado lo siguiente:

  • El hallazgo fósil más completo encontrado fue un esqueleto de unos 3,5 millones de años llamado ‘Lucy’, asignado a la especie Australopithecus afarensis.
  • Los primeros humanos: los neandertales conquistaron Asia occidental y Europa, como lo demuestran los fósiles del neandertal cerca de Düsseldorf.
  • Cráneos humanos: los más antiguos hasta la fecha tienen alrededor de siete millones de años y se encontraron en Chad, África. Los hallazgos muestran caninos relativamente cortos y también un hocico poco prominente. Lo que probablemente signifique el origen de los primeros humanos y del comienzo de la humanidad.
  • Capacidad del habla: un hallazgo fósil como evidencia sólida, respalda la suposición de la capacidad de habla de los neandertales hasta el día de hoy: el hueso hioides de un hombre de Neandertal adulto encontrado de la cueva de Kebara en Israel en 1983.
  • Oposición del pulgar: los científicos utilizaron modelos de músculos virtuales para descubrir que la oposición del pulgar apareció por primera vez hace aproximadamente 2 millones de años y no en las primeras especies humanas.

Etapas de la evolución del hombre

Etapas de evolución del hombre

Las especies que se mencionan a continuación forman parte de las etapas más importantes de la evolución del hombre. También existieron otras, pero no tan significativas en este proceso del árbol genealógico.

Australopithecus (prehumanos)

Son los antepasados del hombre ​​más antiguos. Su hábitat era principalmente sabanas aparentemente interminables dominadas por leones y guepardos prehistóricos. También fueron los primeros primates en caminar erguidos, tenían un poco más de un metro de altura y se alimentaban principalmente de plantas.

Homo habilis y Homo rudolfensis (hombres prehistóricos)

Los representantes más antiguos del género Homo son Homo Rudolfensis y Homo habilis. Ambos son procedentes del este de África, sin embargo, el Homo habilis emigró al sur.

Dado que estos humanos prehistóricos usaban herramientas afiladas hechas de piedra, también podían comer carne, lo que representó un nuevo nicho ecológico.

Homo erectus (primeros humanos)

El hombre recto probablemente fue la primera especie de homínido que se extendió fuera de África. Esta especie de homínido se instaló hasta el este de Asia y usaba fuego para cocinar, lo cual originó la ventaja de matar las bacterias de la carne cruda.

El Homo erectus también hizo sus propias herramientas de piedra, que utilizó como coleccionista para cazar grandes mamíferos.

Homo neanderthalensis (primeros humanos)

El hombre neandertal conquistó Asia occidental y Europa. Esta especie tenía una estructura compacta y musculosa: un 30% más de músculos que los humanos de hoy. Además, fabricaron toda una gama de sus propias herramientas y las emplearon para cazar. También llevaban joyas en forma de cadenas hechas con varios dientes de animales.

Homo sapiens (hombre sabio)

El hombre sabio surgió también de una población de Homo erectus en África hace unos 200.000 años. Hace unos 40.000 años finalmente penetró en las áreas de Homo neanderthalensis: Europa y Asia occidental. Fue entonces cuando ambas especies entraron en contacto, de acuerdo a los estudios científicos. Incluso el apareamiento tuvo lugar de vez en cuando, como lo demuestran las pruebas genéticas.

Los neandertales se extinguieron repentinamente hace unos 28.000 años. Muchos científicos asumen que los primeros Homo sapiens fueron los responsables de este suceso. Entre otras cosas, probablemente por ser más ágiles, más creativos y, en ese sentido, superior a los neandertales.

Homo sapiens sapiens (hombre sabio sabio)

Es la única subespecie superviviente de todos los homínidos. También es el antepasado de todas las personas que viven en la Tierra hoy.

Desarrollo del cerebro humano

Una de las características más destacadas de la anatomía humana y la evolución del cerebro es el cráneo esférico que alberga un cerebro de tamaño considerable. Su progreso se registró de la siguiente manera:

  • Australopithecus: tenía un volumen cerebral un poco más grande que un chimpancé de aprox. 500 cm³.
  • Homo habilis: un poco más desarrollado con 650 cm³ de volumen cerebral.
  • Homo rudolfensis: dio lugar a un mayor rendimiento cerebral con un cráneo de casi 800 cm³. Dos veces más grande que el de un chimpancé.
  • Homo erectus: registró un aumento significativo, con un volumen del cráneo en unos 1000 cm³ en un período de un millón de años.
  • Homo neanderthalensis: registró un volumen del cráneo cerebral de aprox.1500 cm³. Más que el promedio actual.
  • Homo sapiens sapiens: el volumen medio del cráneo del ser humano actual es de 1360 cm³ y se alcanzó en los últimos 100.000 años.

Características

Algunos rasgos distintivos demuestran la evolución del Homo sapiens con respecto a sus antepasados. Entre estos se encuentran los pulgares oponibles, la articulación del lenguaje, y el caminar sobre dos pies.

Pulgares oponibles

Los pulgares oponibles u opuestos evolucionaron hace unos 2.6 millones de años cuando los humanos comenzaron a usar herramientas de piedra con mayor frecuencia. De hecho, hay muy pocos animales con huellas dactilares tan únicas como las de los humanos.

Descriptivamente, el Homo sapiens tenían manos prensiles con dedos pulgares oponibles, lo cual le permitía crear y empuñar herramientas de diversos tipos.

Lenguaje articulado

En cuanto la articulación del lenguaje, existen tres hipótesis sumamente interesantes:

  1. La primera hipótesis se refiere a un origen remoto, un origen sustancialmente gestual con una mínima integración de sonido que en realidad se coloca entre un ancestro común del hombre y los chimpancés. Es decir, cuando la rama del hombre se desprendió de la rama del mono antropomórfico (simios) o más bien la rama de la que aparecen los primeros homínidos hace unos 7 millones de años, según sugieren los hallazgos fósiles.
  2. La segunda hipótesis se refiere a un origen más reciente. Se dice que el lenguaje articulado nació no antes de hace 35 mil años en el período Paleolítico Superior. El hombre de Neandertal, nuestro contemporáneo, no hablaba correctamente y nunca pudo hacerlo. Si lo hubiera hecho, ciertamente habría sido sin la capacidad articulada del Homo sapiens.
  3. La tercera hipótesis introduce la idea de que el origen del lenguaje articulado se produjo entre los períodos anticipadamente mencionados con una forma de lenguaje llamada protolenguaje.

Bipedestación

Hace unos siete millones de años, los primeros antepasados ​​treparon a los árboles y caminaron sobre cuatro patas en el suelo.

Cinco millones de años atrás, ​​habían desarrollado la capacidad de caminar sobre dos piernas, pero su modo de andar era bastante diferente al hombre actual y sus esqueletos conservaban algunas características que les ayudaron a trepar a los árboles.

Hace 1,8 millones de años, los Australopithecus habían desarrollado piernas largas y un paso eficiente que facilitó caminar erguido y viajar distancias más largas. Esta especie también había desarrollado la capacidad de correr. Este nuevo paso fue posible cuando los cambios en los hombros, el pecho y la cintura permitieron que el cuerpo se mantuviera equilibrado durante una caminata prolongada.

Descendencia del humano

Descendencia del hombre

Los científicos confirman que el Homo sapiens no descendió del chimpancé u otros simios, como muchos piensan erróneamente. De hecho, está probado que ambos linajes descendieron de un ancestro común y siguieron caminos separados.

Sin embargo, aún queda una incógnita sin resolver científicamente, y es saber quién fue el último antepasado común, el progenitor o eslabón perdido, tanto de los chimpancés como de los humanos. De hecho, muchas investigaciones que se encuentra todavía en curso.

Futuro de la evolución

El hombre nunca ha dejado de evolucionar gracias a un fenómeno biológico que permite a las especies adaptarse a su entorno. Su evolución es indetenible, porque para dejar de evolucionar, el genoma humano ya no tendría que verse afectado por ninguna mutación, el entorno tendría que ser perfectamente estable y no tendría que haber competencia entre individuos. Sin embargo, estas situaciones no están dadas.

Pero, por ahora, esta evolución está guiada tanto por la cultura y la tecnología que inventó el hombre, como por su biología.

En cuanto al futuro de la supervivencia del hombre, la exploración espacial iniciada en medio del siglo XX, para una posible colonización del planeta Marte, ha sido siempre un punto del horizonte para este fin.

Sin embargo, en un contexto de escasez de recursos, aumento continuo de la población y avances tecnológicos, este escenario parece deseable, incluso probable para algunos, pero controvertido y poco realista para otros, sobre todo por la cantidad de desafíos biológicos y psicológicos que supone esta gran estrategia.

Cronología

El amanecer de la humanidad, de acuerdo a evidencias científicas, comenzó en África entre 6 y 4,5 millones de años. Una cronología a partir de ese momento, de acuerdo a los hallazgos encontrados, es:

  • Australopithecus: existió hace unos 4 millones de años y su extinción fue hace unos 2.8 millones de años.
  • Homo rudolfensis: habitó el este de África entre 2 y 1,7 millones de años y se extinguieron hace 1.5 millones de años.
  • Homo habilis: existió entre unos 2,1 a 1,6 millones de años y su extinción se produjo hace 1.5 millones de años.
  • Homo erectus: sucedió al Homo habilis desde hace unos 1,8 millones de años hasta hace unos 200.000 o 400.000 años.
  • Homo neanderthalensis: hace unos 250.000 años aparecieron los primeros miembros de esta especie. El último se extinguió hace apenas 30.000 años.
  • Homo sapiens: existe desde hace unos 300.000 años, pero se encontró en Europa hace unos 35.000 años.
  • Homo sapiens sapiens: el hombre de Cromañón fue el representante europeo del Homo sapiens sapiens. En unas pocas decenas de miles de años lograría conquistar todas las regiones climáticas de la Tierra, y desde hace unos 10.000 años, siguió evolucionando en la agricultura, la domesticación de animales, las ciudades y las escrituras.
Subir