Viento

Viento

El viento hace referencia a un movimiento de aire que va desde un área de alta presión hasta zonas de baja presión. Algunos autores lo definen como la compensación que existe de las diferencias de presión atmosférica entre dos puntos. Cuando el aire caliente sube, el más frío genera movimiento para llenar el vacío.

En meteorología, al viento se le designa según su fuerza y la dirección en la que soplan. Por ejemplo, un incremento repentino en la velocidad del aire en un lapso de tiempo corto se conoce como ráfaga. Al viento local se le conoce como brisa, si viene con descargas eléctricas es un temporal y si posee abundantes lluvias es huracán.

La fuerza que genera este movimiento de aire ha sido aprovechada desde la historia de la humanidad. Por ejemplo, los egipcios lo utilizaban para propulsar los barcos en el río Nilo en el año 5000 a.C y en el año 200 a.C se empleaban molinos de viento para bombear agua y moler granos.

Características

Uno de los principales aspectos que caracteriza al viento es que se puede dar en diversas escalas, es decir, desde brisas locales generadas por el calentamiento de la tierra hasta globales por la absorción de energía de áreas geo astronómicas.

Básicamente, son causados por el calentamiento de la superficie de la tierra en función de la inercia y la latitud, así como por la fuerza centrífuga producida por el movimiento de rotación del planeta.

cómo se forma el viento

 

Por ejemplo, en la zona intertropical, la diferencia entre los océanos y los continentes produce vientos estacionales que impulsan la circulación de monzones. En zonas de la costa, el ciclo de brisa terrestre y marina o del valle y montaña, genera vientos locales.

Tienen la capacidad de dar forma al relieve a través de distintos procesos eólicos. Gracias a su acción, se forman suelos fértiles, se erosionan diversas áreas de la tierra y el polvo puede ser movido a grandes distancias. Puede extender o detener un incendio, propagar una semilla o tener una influencia negativa.

Tipos

El viento se puede clasificar según la escala y dimensión de su recorrido. Dentro de los más destacados en esta categoría se pueden mencionar los siguientes:

Vientos planetarios

Son aquellos que realizan grandes recorridos sobre la superficie terrestre y se rigen por los cinturones de altas o bajas presiones en diferentes latitudes. Además, son responsables de transportar gran cantidad de energía térmica.

En este tipo de viento se encuentran los alisios que son los de regiones intertropicales, los contraalisios que se ubican en la parte más alta de la atmósfera y los circumpolares que recorren los círculos polares.

Estos suceden como consecuencia del movimiento de rotación de la tierra, ocupando grandes extensiones de terreno. Su aspecto más sobresaliente es el de mantener su dirección constante.

Vientos regionales

Hace referencia a aquellos determinados por los mares, la distribución de la tierra y los relieves continentales. Se diferencian de los demás por ser periódicos, es decir, no son constantes, ya que varían en función de la estación, la lluvia e incluso la hora del día.

En esta categoría se encuentran los monzones que forman ciclones estacionales, las brisas que pueden transportar diversas temperaturas y los ciclones que producen movimientos de aire en forma de remolinos.

Vientos locales

Se les conoce con el nombre de vientos térmicos y pueden alcanzar más de 100 km de ancho. Pueden llegar a durar desde unos minutos, horas o hasta días y son muy variables, ya que se impulsan por la topografía, presión, temperatura o geografía local.

Un ejemplo de ello es la brisa marina que sopla desde el mar hacia la tierra. En este caso, el aire sobre la tierra es más caliente que el aire que circula sobre el agua, entonces el aire caliente sube y el aire frío sobre el agua fluye para ocupar su espacio.

Por otra parte, está la brisa terrestre que va desde la tierra hacia el mar en la noche. En este tipo de viento, el aire sobre el agua es más caliente, por lo que sube y el aire frío de la tierra fluye hacia afuera para llenar su lugar.

En esta sección también se puede encontrar los vientos catabáticos o glaciales, los de montaña y valle o los del desierto. Son diversos, pues se ajustan a la región.

Propiedades físicas

  • Una de las propiedades físicas del viento es la dependencia de la presión que existe entre dos puntos, por ejemplo, si la presión es baja y la distancia es extensa, el viento será muy débil.
  • La dirección indica el punto desde donde sopla el viento. Por ejemplo, si el viento viene del norte, se puede predecir su dirección hacia el sur.
  • La medición del viento se mide con un equipo llamado anemómetro, que dispone de un sensor para velocidad y otro para dirección. Otro equipo usado desde hace mucho tiempo es la veleta.
  • Posee una medida de distribución de la velocidad, el cual se reduce mientras está más cerca del suelo y aumenta a mayor altura.
  • Cuenta con una medida de densidad, que es la relación entre la masa y el volumen de aire. Esto es clave para determinar el potencial energético del viento.

Aprovechamiento

Desde la antigüedad, la energía eólica, la que proviene del viento, ha sido aprovechada de múltiples maneras. Por ejemplo, los marineros usaban velas para capturarlos y navegar por el mundo, los agricultores lo usaban para moler granos y en la actualidad se emplea de la siguiente manera:

Aprovechamiento

  • Ventilación natural: El estudio de las propiedades físicas del viento permite crear edificios con ventilación natural, lo que hace que haya mayor confort. Esta misma cualidad permite usar la radiación solar de la mejor manera.
  • Náutica: En la navegación, el conocimiento y control del viento, en lo relacionado con la fuerza, dirección y procedencia, es de máxima importancia.
  • Generación de electricidad: Se han diseñado grandes equipos con aspas de hélices que, al girar por acción del viento, generan electricidad. Esto ha permitido el ahorro de energía en muchos países y el aprovechamiento de recursos naturales renovables.

El viento es una fuente de energía limpia que no contamina el aire o el agua, por lo que se ha convertido en una alternativa energética. Cada vez son más los países que se unen a esta fuente y se cree que el aprovechamiento se incrementará en los próximos años.

Referencias

  • Wikipedia: https://es.wikipedia.org/wiki/Viento
  • El poder del viento. National Geographic: https://www.nationalgeographic.es/medio-ambiente/el-poder-del-viento
Subir