Depreciación

Depreciación

El vocablo depreciación hace referencia a la disminución gradual de un bien material o inmaterial. Es un término usado en contabilidad y economía que permite medir la reducción del valor de un activo por el paso del tiempo, uso o porque ha dejado de estar vigente.

En contabilidad se trata de un costo, por ejemplo, los ordenadores reducen su valor al llegar al mercado modelos con nuevas funciones o más capacidad. En el área de economía, se refiere a un tipo de devaluación ocasionada por la reducción del valor nominal de una moneda en relación con otra extranjera.

Tipos

La depreciación se refiere al desgaste que sufre un bien, estas pueden ser clasificadas en:
Tipos

  • Física, que es la que se produce por el paso del tiempo y se genera, aunque el activo no se utilice con frecuencia, por ejemplo, maquinaria.
  • Funcional, es la que se refiere a la degradación de un bien por el uso continuado, como es el caso de los ordenadores.
  • Depreciación económica, que es cuando con el paso del tiempo o de forma inmediata, la inversión queda obsoleta debido a que ya no se puede usar porque fue reemplazada o el tipo de producción ha quedado sin demanda. Un ejemplo, son las licencias de programas o software.

Métodos de cálculo

Los tipos de depreciación se clasifican en función de su método de cálculo. Dentro de los más importantes utilizados en el campo de las finanzas se pueden mencionar los siguientes:

depreciación de un artículo
El valor de un artefacto se deprecia con el tiempo y su uso.

Lineal

Es el más usado en las empresas debido a que es más sencillo de calcular. Esta modalidad considera que un activo se desgasta de manera uniforme durante su uso y sin importar que tanto empleo se le dé, el resultado muestra un gasto por depreciación anual.

Para su cálculo, es necesario conocer el tiempo de vida útil de un activo, el valor residual que es el que tendrá al finalizar la vida útil y el valor actual. Entonces la fórmula queda así: Gasto anual de depreciación= Valor del activo – Valor residual/ Vida útil del activo.

Ejemplo: Un ordenador de la empresa tiene un costo de $2500 con una vida útil de 5 años y al cumplir el tiempo de vida útil tendrá un valor de $150, que es el valor residual. Al aplicar la fórmula quedaría así: $2500 - $150 / 5 años= $470. La depreciación anual estándar de ese equipo es de $470 por los 5 años de vida útil.

En este método se supone que hay una depreciación constante del bien con el paso del tiempo. Sin embargo, para muchos no se ajusta a la realidad, pues hay activos en los que el nivel de desgaste se reduce o incrementa, es decir, el valor es variable.

Suma de los dígitos por año

Se trata de una modalidad que parte de la base de que la depreciación no es equitativa a lo largo del tiempo. Por ello, busca encontrar un común divisor que permita aplicarse a la vida útil todos los años para asignar el monto a depreciar en función del tipo de activo.

En este caso, se aplica una alícuota superior en los primeros años de vida útil y la fórmula aplicada es: Vida útil/ suma dígitos x el valor de los activos.

La suma de los dígitos en la fórmula es igual a la suma de los números que corresponden según la vida útil. Por ejemplo, una PC tiene una vida útil de 5 años, la suma de los dígitos es 1+ 2 + 3 + 4 + 5 = 15.

Entonces, en una PC cuyo costo es de $2500 y el valor residual es de $2350, la depreciación para el primer año es de 2350 x 5/15= 783.33, para el segundo año es de 2.350 x 4/15= 626.66 y así hasta llegar al uno o último año de vida útil.

Producción

Para este método se toma en cuenta los resultados de la producción del activo en horas de trabajo o unidades, por lo que está orientado a lo que produce. Este se lleva a cabo en dos pasos, en el primero se conoce el valor de depreciación por unidad y en el segundo el valor total de las unidades en ese período.

Por ejemplo, una máquina tiene un valor de $5000 y tiene la capacidad de producir 100.000 unidades. Entonces la depreciación por unidad es de $5000/ 100.000= 0.05, lo que sería el desgaste del equipo por unidad.

Ahora, para la depreciación total, se debe conocer la cantidad de unidades producidas por la máquina y aplicar la fórmula: Gasto total de depreciación = Depreciación por unidad x unidades producidas. En el ejemplo sería 0.05 x 800 unidades producidas= $40, lo que indica que ese año la máquina tuvo un desgaste equivalente a $40.

Relación con contabilidad

La pérdida de valor de un bien se refleja en la contabilidad de una empresa, por lo que considerar la depreciación, permite ajustarse un poco más a la realidad. El ingreso generado por un bien se le debe ingresar el gasto correspondiente al desgaste ya que es un principio económico, no puede haber ingreso sin un gasto.

Relación con la contabilidad

Por otra parte, al usar un activo, con el tiempo será necesario reemplazarlo, lo que genera un consumo que debe ser cargado en su momento. Entonces, mediante la depreciación se distribuye el gasto inherente a la adquisición del nuevo bien, sin sufrir alteración en el periodo contable.

Hay otro concepto inherente a la depreciación y es la vida útil. Esto varía según el país, pero de forma estándar se han establecido grupos donde a los inmuebles se les otorga una vida útil de 20 años, aunque en muchos lugares este tipo de activo no se deprecia pues ganan valor con el tiempo.

En el caso de maquinarias, trenes, aviones o bienes inmuebles, se le da una vida útil de 10 años. Para vehículos automotores, computadoras y equipo similar, la vida útil es de 5 años.

Referencias

  • Depreciación. Wikipedia: https://es.wikipedia.org/wiki/Depreciaci%C3%B3n
Subir