Biósfera

La biósfera reúne todas las áreas de la Tierra donde la vida es posible, donde vive la biota, en el mundo y en el océano. Es un componente único del planeta, un área que abarca todas las partes donde hay vida como la atmósfera, la litosfera y la hidrosfera.

Aunque su definición es clara, el término biósfera encuentra un problema: su interdisciplinariedad. Según algunos investigadores, el significado puede volverse borroso según el uso de esta noción, la disciplina o el contexto. Es por ello que han aparecido otros términos como ‘ecosfera’ o ‘simbiosfera’.

Componentes

Los componentes químicos que están presentes en la biósfera, es decir, los que constituyen la materia de los seres vivos, son numerosos, pero su importancia cuantitativa es muy variable.

  • El carbono: es el componente básico de la materia orgánica que también contiene cantidades significativas de nitrógeno, fósforo y, en menor medida, azufre y hierro.
  • El oxígeno y el hidrógeno: la abundancia está ligada a la alta proporción de agua que constituyen los seres vivos.
  • Los solubles en agua: varias sales minerales como cloruros, bicarbonatos y fosfatos de sodio, potasio, calcio y magnesio, todos solubles en agua, juegan un papel importante en la fisiología de los organismos.
  • Otros elementos: otros elementos están presentes, pero en la mayoría de los casos, en cantidades muy pequeñas, como boro, aluminio, cobre, zinc, silicio, galio, molibdeno y manganeso.

Sin embargo, más que las diferentes proporciones relativas de los diversos átomos, es la complejidad de sus moléculas lo que constituye la principal originalidad química de la materia viva.

Estructura

En cuanto a la estructura de la biósfera, dos componentes diferentes forman parte de ella: abióticos y bióticos.

Componentes abióticos: son factores no vivos, es decir, las características de la naturaleza física de los seres vivos de influencia media o química, tales como:

  • Temperatura.
  • Brillo solar.
  • Humedad.
  • Viento.
  • Precipitación.
  • pH del suelo.
  • Presencia de minerales en el suelo.
  • Aireación del suelo.
  • Salinidad del agua.
  • pH del agua.

Componentes bióticos: son todos los seres vivos dentro de la biósfera y la interacción y correlación entre sí. Aquí, se incluyen las plantas, los animales, las bacterias, los hongos y demás microorganismos.

Características

Características-biosfera

La principal característica de la biósfera es su fina capa de dimensiones irregulares. Dado que este es un sistema que recopila las áreas del planeta donde existe la vida, es más difícil establecer límites donde comienza y termina la biósfera. Sin embargo, en general la biósfera se extiende hasta unos 10 kilómetros sobre el nivel del mar y lo más profundo del suelo y el océano.

Las características generales de la biósfera incluyen todas sus estructuras internas y externas, así como los principales fenómenos geológicos y geofísicos: volcanes, terremotos, erosión y otros fenómenos que allí ocurren.

En general, estas son todas las características asociadas a la biósfera:

  • Consta de tres capas: litósfera, hidrósfera atmósfera.
  • La vida que se encuentra en la biósfera se desarrolla principalmente en la capa más superficial del suelo.
  • Utiliza la energía solar como su principal fuente de energía.
  • Dentro de la biósfera todo funciona a través de ecosistemas.
  • Tiene una gran cantidad de seres vivos y otros elementos no vivos. Todos forman parte de los ecosistemas.
  • Es la única capa conocida en el universo que tiene la capacidad de preservar y mantener vida de seres vivos.
  • Alberga toda la materia que constituye todas las cosas vivas y no vivas: seres vivos y elementos; y que tienen una interacción e interrelación entre sí.

Capas de la biósfera

capas de la biósfera

La biósfera se divide en las diferentes capas de la Tierra donde existe la vida. Estas capas son: litósfera, hidrósfera, atmósfera.

Litósfera

Es la capa exterior rígida y rocosa de la Tierra que consta de la corteza y la capa exterior sólida del manto superior. Esta capa se extiende a una profundidad de aproximadamente 100 kilómetros (60 millas) y se divide en aproximadamente una docena de placas o bloques rígidos separados. Es la capa responsable de proporcionar la nutrición y los minerales necesarios para mantener la vida en la Tierra.

Hidrósfera

Toda el agua de la Tierra conforma lo que conocemos como hidrosfera. Esto incluye agua superficial como ríos, lagos y océanos; el agua en el suelo, hielo y nieve y agua en la atmósfera en forma de vapor. A diferencia de otras capas, todas las partes de la hidrósfera son compatibles con la vida. De hecho, todos los grupos taxonómicos de plantas y animales habitan el medio acuático.

Atmósfera

La atmósfera es la capa gaseosa (aire) que rodea el planeta y que protege toda forma de vida en la Tierra. La gran mayoría del aire está compuesta de nitrógeno (78%), oxígeno (21%) y otros gases, incluidos argón y dióxido de carbono. Estos, sumados a las partículas en suspensión, juegan un papel fundamental en el mantenimiento de la vida.

Su límite es difícil de determinar porque no hay un borde claramente establecido. Pero estos límites están diferenciados en varias subcapas: troposfera, estratosfera, mesosfera, termosfera e ionosfera.

Importancia

Biósfera importancia

La función de la biósfera es proporcionar un entorno favorable para todas las especies de vida terrestre y es importante por muchas razones:

  • Aporta materia orgánica.
  • Permite la vida en la Tierra.
  • Limpia el ambiente tóxico.
  • Proporciona materias primas y alimentos.
  • Permite formar cadenas alimenticias.
  • Aporta compuestos farmacéuticos.
  • Se puede utilizar para investigar la contaminación.

Diferencias entre biósfera y ecosfera

Los términos biósfera y ecosfera se refieren a conceptos muy similares con respecto al medio ambiente. Aunque regularmente se confunden, la verdad es que existen enormes diferencias entre los dos, y al mismo tiempo, están estrechamente relacionados.

  • Biósfera: es la totalidad de las partes de la Tierra pobladas por seres vivos.
  • Ecosfera: es el ecosistema global del planeta que incluye los seres vivos que componen la biósfera y las relaciones entre ellos y el medio ambiente. También se conoce como ecosistema planetario.

Se puede resumir que la biósfera es esa parte del planeta donde hay vida, mientras que la ecosfera es el ecosistema de todo el planeta, un lugar donde diferentes especies de animales y plantas interactúan entre sí y con el entorno inerte de cada uno.

Factores de estabilidad

factores de estabilidad

La biodiversidad es la característica clave de la biósfera que asegura su estabilidad: un término que se conoce como homeostasis. Por lo tanto, los cambios en los organismos que la componen, en particular las extinciones de especies, se utilizan como un indicador de la biodiversidad en su conjunto.

Para que un organismo sobreviva y prospere dentro de la biósfera, debe alcanzar un estado de estabilidad y equilibrio con su entorno y, para mantener la homeostasis, un organismo debe interactuar con su entorno y otros organismos. También debe equilibrar los flujos y el procesamiento de la materia, incluidos los nutrientes y la energía.

Actualmente, se estima que la pérdida de biodiversidad es de al menos decenas, y posiblemente cientos de veces por encima de los niveles de fondo.

Las actividades humanas, los desastres naturales y otros factores influyen en los biomas. Por ejemplo, las actividades agrícolas pueden cambiar la vegetación en un área y expulsar o atraer diferentes especies. Una vez que la flora y la fauna cambian en un ecosistema específico, se ve afectado todo el bioma.

Aunque la tasa actual de extinciones aún no ha alcanzado el nivel de una extinción masiva global, sigue el patrón de extinciones masivas pasadas, y, si continúa durante los próximos siglos, la Tierra experimentaría su sexto gran evento de extinción masiva.

En tal sentido, el estudio científico que se lleva a cabo constantemente sobre la biósfera completa, es crucial para proteger las especies y el medio ambiente. En paralelo, para preservar la vida en la Tierra, las Naciones Unidas ha establecido un programa que se centra en el desarrollo sostenible con la creación de 563 reservas de biósfera en 110 países.

Reservas de Biósfera

Las reservas de biósfera son áreas reconocidas internacionalmente por la UNESCO que comprenden ecosistemas terrestres, marinos y costeros, o una combinación de todos. En este contexto, el factor humano juega un papel cada vez más predominante en relación con los servicios ecosistémicos, a los que se atribuye un valor esencial. Conoce las funciones y las zonas idealmente establecidas para estas reservas de gran importancia.

Funciones

Cada reserva tiene como finalidad satisfacer tres funciones complementarias:

  • Una función de conservación dirigida a la conservación de paisajes, hábitats, ecosistemas, así como especies y diversidad genética.
  • Una función de desarrollo, para fomentar el desarrollo económico y humano y generar no solo ingresos, sino sostenibilidad sociocultural y ambiental en el largo plazo.
  • Una función de logística y apoyo para promover la comprensión del desarrollo sostenible, para garantizar el apoyo a la investigación, el seguimiento y la formación a nivel local, más allá de los límites de la reserva de biósfera y mediante el intercambio mundial de buenas prácticas.

Zonificación

Al mismo tiempo, las funciones principales conllevan que estas reservas se organicen en tres zonas a nivel territorial:

  • Un área núcleo legalmente constituida, destinada a la protección a largo plazo, cumpliendo los objetivos de conservación de las reservas de biósfera de tamaño suficiente para poder cumplir estos objetivos.
  • Una zona de amortiguamiento contigua al área central para actividades compatibles con los objetivos de conservación.
  • Un área de transición en la que es posible promover y desarrollar políticas de gestión de recursos sostenibles.
Subir