Adverbio

Adverbio

Los adverbios son palabras que se encargan de modificar a un verbo, adjetivo u otro adverbio, con el fin de denotar cantidad, lugar, modo o tiempo, especialmente cuando acompañan a la acción de la oración. El término proviene del latín “adverbium”, cuya sílaba “ad” corresponde a “hacia o junto”, “verbum” a “palabra o verbo”, junto al sufijo “-ium”. En general, constituyen una enorme clase donde no solo tienen lugar palabras, sino frases o locuciones verbales.

Cuando se refiere a atributos, los adverbios cumplen la función de intensificar el significado de los mismos. Se caracterizan por no presentar morfemas flexivos, siendo totalmente distintos a los sustantivos, verbos, artículos, entre otros. Además, tienen lugar en el habla coloquial, ya que es posible encontrar adverbios con diminutivos, como “apenitas” y “cerquita”. Asimismo, no poseen un género o número particular, siendo morfológicamente invariables.

Funciones

Adverbio. Funciones
El adverbio se encarga de añadir una circunstancia a la oración. Por lo tanto, desde el punto de vista funcional pueden presentar propósitos sintácticos y morfológicos:

  • Desde el punto de vista morfológico: es el adverbio que no flexiona en género o número, de modo que se convierte en una clase gramatical invariable. Por ejemplo: la madre siempre fue menos paciente que la hija.
  • Desde el punto de vista sintáctico: tiene lugar cuando el adverbio desempeña su función al modificar la intensidad, modo, número y otros factores del verbo, adjetivo u otro adverbio. Por ejemplo: ella trabajó muy duro.

Tipos y clasificación

Adverbio. Tipos y clasificación
Existen tres clasificaciones
en las que se pueden agrupar los adverbios, las cuales permiten determinar una serie de circunstancias de acuerdo a un conjunto de parámetros, entre ellos:

Adverbios calificativos

Esta clasificación corresponde a los adverbios derivados de adjetivos, que tienen lugar cuando no modifican al verbo y no presentan flexión. Se diferencia de un adjetivo porque no suelen acompañar al sustantivo. Además, pueden presentar el morfema “-mente”, que se forma a partir de un atributo calificativo. Por ejemplo:

  • Jorge se encuentra muy mal.
  • Hay que cantar bajo.
  • Será peor decirle que no.
  • Revisó el texto cuidadosamente.

Adverbios determinativos

Se aplican en las oraciones con el propósito de establecer un número limitado de formas. Por lo tanto, tienden a ejercer una función similar a la de los pronombres, pues pueden indicar dónde se ubica algo, en lugar de señalar un nombre. Como resultado, es posible dividirlos en una serie de tipos, entre ellos:

[su_table responsive="yes"]

TipoDefiniciónEjemplos
De lugarIndican el sitio en el cual surge la acción verbal.Aquí, adentro, encima, debajo, detrás, dónde, donde, adelantes, ahí, allá, cerca, lejos, fuera, entre otros.
De tiempoDeterminan el momento en que tiene lugar la acción, hechos o cualquier acto en la oración.Después, ahora, ya, hoy, mañana, ayer, pronto, después, temprano, jamás, siempre, cuando, entre otros
De modoEs la forma en que se realiza la acción.De prisa, como si nada, cara a cara, sin ton ni son, a tontas y a locas, entre otros.
De cantidadSe encargan de señalar la cantidad de la acción. Por lo general, suelen ser intensificadores, de modo que pueden modificar a otros adverbios o adjetivos.Demasiado, poco, menos, bastante, tanto, nada, casi, muy, más, mucho, entre otros.

[/su_table]

Adverbios epistémicos

Son aquellos que presentan una variedad de restricciones o características totalmente distintas a la de los adverbios determinativos. Destacan por necesitar de posiciones sintácticas diferentes, relacionadas principalmente con el sujeto, en lugar de la acción verbal. Se divide en diferentes tipos, entre los cuales se encuentran:

[su_table responsive="yes"]

TipoDefiniciónEjemplos
De dudaIndican el deseo, posibilidad o duda respecto a algo dentro de la oración.Tal vez, acaso y quizá.
De afirmaciónSe usan para confirmar o aseverar la acción ejercida por el verbo.Sí, ciertamente, también entre otros.
De negaciónSon empleados para negar algún complemento oracional, en la mayoría de los casos al verbo.No y tampoco.
De ordenSe usan para denotar una secuencia o el orden en que se encuentran los complementos de la oraciónPrimeramente, primero, posteriormente, últimamente, entre otros
De exclamación o interrogaciónTienen lugar en oraciones exclamativas o interrogativas.Dónde, cuánto, cuándo, cómo, qué, entre otros.

[/su_table]

Grados

Adverbio. Clases
De acuerdo a su influencia a nivel gramatical
en las oraciones, los adverbios se pueden dividir en dos clases, las cuales son las siguientes:

Adverbios invariables

Son aquellos a adverbios que no presentan accidentes gramaticales, por lo que sus elementos conforman las llamadas "partes invariables de la oración". Se componen por una palabra y, los que cuentan con más de una, con un sentido y significado propio, se les llama locuciones adverbiales. Por ejemplo: a veces, de momento, frente a frente, por lo pronto, entre otros.

Adverbios variables

Son una clase de adverbio que se divide a su vez en otros dos tipos, según su constitución, entre ellos los resultantes de la unión de un adjetivo o sustantivo "-mente" y su locución adverbial procedente del latín. Se caracterizan por variar de acuerdo a su grado, presentando cuatro niveles, los cuales son:

  • Grado positivo: se trata de los adverbios comunes, siendo esta su forma normal. Por ejemplo: los Andes están cerca.
  • Grado comparativo: tiene lugar cuando se expresan adverbios de superioridad o inferioridad. Por ejemplo: los Andes están más cerca que el Himalaya.
  • Grado superlativo relativo: puede añadirle al adverbio el determinante neutro "lo", un artículo que le acompaña debido a su falta de género y número. Por ejemplo: los Andes están lo más cerca que te puedes imaginar.
  • Grado superlativo absoluto: se expresa con las desinencias "-ísimo" y "érrimo", el cual condiciona el adverbio "-mente". Por ejemplo: "Lo sé perfectamente".

Ejemplos en oraciones

Adverbio. Ejemplos en oraciones
Los adverbios
pueden variar en cuanto a tipo, grado y clasificación, por lo que algunos ejemplos de estas modificantes son las siguientes:

  • El frío se intensificó terriblemente.
  • Nunca se había visto tan embellecida por una nube de tristeza como ahora.
  • Jorge apenas bromeó porque estaba definitivamente ausente.
  • Tal vez no oyó aquellas palabras de consuelo.
  • Vestido de esa manera, se sintió mortalmente bello.
  • Rogelio se sentó demasiado cerca de la fogata.
  • Mi primo Tomás está gravemente enfermo.
  • Yo vivo muy lejos.
  • Ramón camina lentamente.
  • La situación está bastante mal.

Los adverbios son palabras fundamentales para dar mayor intensidad a las oraciones, por lo que, al cumplir con su función modificante, pueden hacer énfasis en un verbo, adjetivo u otro adverbio.

Subir